La economía de la soberbia o la soberbia ecónomica

La economía política se encuentra inmersa en una tremenda contradicción sin resolución hegeliana, parece como si se hubiese vuelto esquizofrénica: no sabe quien es, forclusión del nombre del padre

12079209_484279278419299_7118850205026321324_n (2)

Por un lado la política económica se ha convertido en una forma privilegiada de acción política y, por otra, opta por des-politizarse para querer ser solamente una Técnica ( tan “neutral” como la soberbia de los expertos, que con sus consejos pretenden sustituir sus recetas y fórmulas por las decisiones democráticas).

Originariamente, era una ciencia  que se ocupaba de la escasez de los recursos, después de pasar por todos sus avatares históricos, ha llegado al punto en que lo único que la preocupa y ocupa es la abundancia, la acumulación de la riqueza y el aseguramiento de la concentración en cada vez menos manos.

La economía política dominante se ha hecho tan autónoma de las demás ciencas sociales que se ha convertido en una ciencia solitaria y ensimismada, tanto es así que algunos la llaman “ciencia postautista”.

Despolitizar la política económica, naturalizar la economía política y hacer del Derecho una técnica legitimadora para construir una constitución económica, no sólo era un proyecto de Hayek y sus discípulos, sino que ya está presente en el Tratado de Maastricht de 1992, en el pacto de estabilización de Amsterdam y en las bases de la OMC de los acuerdos de Marrakech

El propósito es desposeer al poder político de la soberanía  en beneficio de la globalización comercial y financiera

Estos  acuerdos implican la naturalización de la ideología económica, restringiéndola a la puesta en práctica de leyes inmenentes independientes de las relaciones humanas y a una tecnología de las decisiones por encima de todo recurso político democrático.

De este modo, quienes pretenden dominar estas leyes, pretenden también dominar a los hombres

Pero la economía política, mientras siga siendo política, continuará estando sujeta a la lucha de los contrarios, a la lucha de clases.

Autor: Zazo

Abrir la barra de herramientas