Manifiesto día del Refugiado 19 de junio 2016

MANIFIESTO ANTE LA CRISIS HUMANITARIA DE LAS PERSONAS REFUGIADAS 

263216-944-612

El conflicto en Medio Oriente, con Siria como epicentro destacado estos días, se ha convertido en  asunto URGENTE e ineludible para reducir sus trágicos efectos entre la población afectada y obligar a todos los actores a que definan una hoja de ruta que conduzca a una paz estable en la zona.

Somos conscientes de que el conflicto en Siria no es sino uno más de los muchos que actualmente asolan el mundo. Más de 55 millones de personas refugiadas, apátridas y desplazadas a causa de la miseria y la violencia generada por los conflictos de poderes económicos o la crisis medioambiental, están necesitadas de ayuda que garantice el pleno cumplimiento de sus derechos humanos.

Ninguna de esas personas desea abandonar sus casas, a su gente, o su país. Pero deben hacerlo obligados por el hambre y la guerra, por ser perseguidos por sus ideas, su identidad cultural, su nacionalidad, su orientación sexual, o su religión, por ser víctimas de la violencia de género o de la trata de seres humanos.

Son personas como tú o como yo, que de un día para otro se ven empujadas a emprender viajes peligrosos por mar o tierra y que en demasiadas ocasiones pierden la vida ahogadas en el mar, en escaramuzas con fuerzas gubernamentales fronterizas o por las mafias que negocian con sus vidas. Otras, muchas, demasiadas, se han quedado atrapadas en campamentos de refugiados, sobreviviendo en condiciones extremadamente difíciles, inhumanas en cualquier caso. Casi todas son acogidas por países solidarios pero empobrecidos.

¿Te imaginas por un momento a ti o alguien querido en esta situación?

Especialmente trágica es la situación de mujeres y niñas expuestas a explotación y violencia sexual, y la de las personas en situación de mayor vulnerabilidad, como por ejemplo, las que tienen una discapacidad. Todas ellas han visto cercenada la vida que llevaban y se enfrentan a abusos y violaciones de sus derechos que nunca hubieran imaginado. Por no hablar de las miles de familias que se han roto y que además sufren el rechazo en los países que deberían ofrecerles una acogida digna.

Al otro lado, la Europa rica, supuestamente democrática, evolucionada y ejemplar, observa impasible mostrándose, en la voz de sus representantes políticos, cada vez más insolidaria. Todo su esfuerzo se ha centrado hasta ahora en proteger las fronteras y convertir Europa en una Fortaleza que impide la llegada de los que huyen a su territorio europeo, aumentando hasta el absurdo las restricciones para acceder al ansiado derecho de asilo.

Sin embargo está emergiendo una sociedad nueva de la que nuestra asociación ciudadana es una clara muestra. Una sociedad que da la espalda a la impasibilidad y el conformismo. Que está tomando la delantera a sus mandatarios y dice ¡basta ya! Es tiempo de que, como ciudadanos sensibles que somos para construir un mundo mejor, hagamos nuestros los objetivos y las estrategias que la experiencia de CRUZ ROJA ESPAÑOLA, ACCEM, CEAR, AMNISTÍA INTERNACIONAL  y otras ONGs que trabajan en el terreno  promueven en este sentido.

Necesitamos mejorar de forma urgente la respuesta de los poderes públicos y la sociedad civil de nuestro país ante estos hechos comprometiéndonos a trabajar para:

  • desarmar la guerra, desmontando las causas estructurales e intereses de sus actores internos y externos, y construir la paz con la participación de las mujeres y hombres en la resolución y recuperación de sus vidas.
  • exigir la acogida en la Unión Europea inherente al derecho de asilo, y la anulación tanto de su externalización a Turquía como de la devolución en masa de cientos de miles de personas refugiadas, el 55% mujeres y niños, acordada por el Consejo de la UE el 7 de marzo de 2016.
  • exigir al gobierno de España el aumento del número de plazas de reasentamiento, por corresponsabilidad internacional y europea, por responsabilidad, especialmente para mujeres, niñas y personas en situación de vulnerabilidad, con condiciones de acogida dignas. De forma inmediata los 18.000 refugiados ya aceptados.
  • exigir la aprobación sin más dilaciones del Reglamento de desarrollo de la Ley española 12/2009 de asilo, que dé efectividad a su artículo 46 para reconocer como refugiadas a las mujeres que se encuentran fuera de su país de origen debido a un temor de persecución por motivos de género, considerando dicha persecución como una causa suficiente.
  • conocer mejor la situación y los derechos específicos de las mujeres refugiadas y solicitantes de asilo ante la discriminación y violencia de género, establecidos por la Convención CEDAW y su Recomendación General 30, las pautas de ACNUR, la Resolución 1325 y los artículos 59 al 61 del Convenio de Estambul sobre derecho de asilo y no devolución por violencia de género.
  • Exigir que se reconozcan como persecución y motivos válidos para el asilo en la UE la violencia sexual y de género, la mutilación genital femenina, la trata, el matrimonio forzado, los crímenes de honor y la discriminación por sexo amparada por los Estados, con recursos humanos y materiales adecuados.
  • oponernos al internamiento y/o devolución de las personas migrantes o solicitantes de asilo por mera conveniencia administrativa, sobre todo de menores, mujeres embarazadas, lactantes o víctimas de violencia sexual o trata.
  • que los ayuntamientos y comunidades autónomas cumplan su irremplazable papel en la acogida, la integración socio-laboral, el empoderamiento y participación de las refugiadas, y su contacto y diálogo con mujeres autóctonas.
  • aumentar la ayuda internacional en general, incluyendo de forma urgente la del gobierno del estado español y la europea, a los millones de personas refugiadas concentradas ahora en Grecia, Italia, Líbano, Jordania y Turquía y desplazadas internas.
  • cumplir las Observaciones CEDAW/C/ESP/CO/7-8 a España en julio 2015 del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la ONU, tomando nota de los 48 casos de reconocimiento de la condición de refugiada por motivos de género declarados por el Gobierno ‘pero también de la expulsión de personas, incluidas mujeres y niñas, sin evaluación individual ni de género. El Comité exhorta al Gobierno de España a mejorar la protección de las mujeres y niñas solicitantes de asilo en Ceuta y Melilla, a garantizar que no se usa la violencia en los controles fronterizos, el acceso a los procedimientos de asilo de las personas de cualquier país de origen o modo de entrada demandantes, y mejorar la recepción y asistencia sensibles al género’.

RESUMIENDO, NUESTROS OBJETIVOS ESTRATÉGICOS SON:

  • Defender el Derecho de Asilo efectivo y los Derechos Humanos.
  • Contribuir a la erradicación de las causas que provocan los desplazamientos forzados.
  • Defender unas políticas migratorias integradoras y enmarcadas en el respeto de los Derechos Humanos.
  • Promover una ciudadanía universal donde todas las personas tengan acceso a todos los derechos y puedan ejercerlos de forma efectiva.
  • El establecimiento de rutas legales y seguras para que nadie tenga que arriesgar su vida en busca de refugio.
  • Fomentar una ciudadanía crítica y comprometida con la construcción de un mundo más justo e intercultural.

 

Abrir la barra de herramientas